Junio en Carmen Senra

El curso está a punto de terminar y ya estamos preparándonos para las diferentes jornadas de puertas abiertas que celebraremos antes del verano.

El 16 de Junio de 12:00 a 14:00 tendremos una audición para conocer nuevos alumnos que quieran formar parte de nuestra Formación y Creación en Danza Contemporánea. Apúntate llamando a secretaría o mandando un e-mail.

El 21 de Junio a las 19:00 hacemos nuestro tradicional Festival de Fin de Curso en el Teatro del Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, una ocasión perfecta para ver la evolución de nuestros alumnos de las tardes dentro de la formación amateur.

El 26 de Junio a las 20:00 en el Teatro del Arte podréis ver a los estudiantes de nuestra Formación Profesional presentando sus proyectos de creación personales e interpretando coreografías de Jesús Rubio Gamo, Natalia Fernandes, Ana Erdozain & Alba González y Lucía Bernardo.


LOS INTENSIVOS ESTIVALES

Estad atentos a nuestros talleres de verano, una ocasión fantástica para conocer a los profesores de nuestra escuela. Además, este año tendremos a un invitado internacional la segunda quincena de Julio. Riccardo Buscarini, coreógrafo italiano que vive a caballo entre Londres, Milán y Madrid y que fue el ganador de la última edición de The Place Prize, una de las competiciones coreográficas más prestigiosas del mundo, nos visitará con un taller de composición. Puedes ver más información de su trabajo en su web: https://www.riccardobuscarini.com/


MANUELA BARRERO

Tras su exitoso estreno en el Teatro Kamikaze, dentro del Ciclo Desembarco de la Danza, Manuela vuelve con nosotros. Retomará sus clases los martes y jueves a las 12:30. Todavía estás a tiempo, ¡vente en Junio a bailar con Manuela! Ya que en el mes de Julio volverá a los escenarios dentro del Festival Plataforma Berlin 2017. Foto: Jacobo Medrano


UNA MIRADA ATRÁS

Rebeca Falcón es una de las bailarinas y pedagogas que ha dejado su marca en nuestra historia. De alumna de la escuela pasó a ser integrante de la Compañía de Carmen Senra. Luego fue maestra clave de nuestra formación en danza y no podemos dejar de recordar la increíble energía que se creaba en sus clases. Le hemos pedido a Rebeca que nos regale algunos recuerdos de aquellos años con nosotros y nos ha mandado estas emocionantes palabras. ¡Gracias, Rebeca!

«Llegué a Madrid con la intención de estudiar danza durante un año…. Era septiembre de 1989…me quedé hasta el 2011.

Aterricé en los Estudios de Danza de Carmen Senra por recomendación de, entre otros, el maestro Goyo Montero. Con miedito pero muchas ganas, me presenté ante las secres de aquella época, Carolina y Mª Jesús, que supongo me verían como lo que era….una torpedilla recién llegada a la capi, que apenas sabía decir lo que había estado estudiando hasta aquel momento…. Lo recuerdo, dije: “Jazz antiguo”, jaja que mona. Una vez en la escuela, hacía tres o cuatro clases al día, conocí a la profesora que, por supuesto, marcaría gran parte de mi pedagogía y la que me enseñó que en clase no se lloraba, se lloraba fuera. Mi querida y admiraba Christine Tanguay. Hacíamos clase de ballet, luego de jazz, Graham y después la de los invitados, que siempre eran lo más (Wanoye Atkins, Fred Lasarre…). La escuela me parecía algo como de otro planeta: tantas audiciones, gente que hablaba de sus clases en Pinneapple (¡yo quiero una camiseta como esa…!), todos tan…tan bailarines (recuerdo tener de compañeras a la Werner, Teresa Nieto…), las oía en el vestuario y flipaba…(yo algún día…y fíjate…años más tarde bailé con Provisional Danza, 10&10,…qué cosas). Pues eso, llegó Luka Lezzi, y se me dieron la vuelta los rizos… ya era lo máaasss, era como Nueva York, o eso decían porque yo ni idea, éramos más de 30 en clase! “La Senra” siempre estaba a tope, íbamos con tiempo para pillar sitio, y peleábamos porque nos pusieran delante, no salíamos ni al baño. Era trabajo, competitividad al 100% (igual que ahora).

Lo que más recuerdo de aquella época…, y son muchas cosas pero no hay líneas bastantes…, era cuando en mitad de clase de Graham aparecía “La Senra” y se sentaba a ver la clase…Diossssss!, todos firmes, respeto, mucho respeto.

Era una escuela donde pasaban muchas cosas y pasó mucha de la gente que ahora es reconocida en el mundo de la danza.

Al año siguiente empecé a dar clases en la escuela y en el 91 me propusieron entrar en la compañía y me estrené en la Sala Olimpia con una pieza de Alain Gruttadauria “Anglosht”.

Prácticamente mi carrera pedagógica la he desarrollado en esta escuela y he aprendido por igual a bailar, a ser profesional y a respetar la danza.  Todo está inventado, queridos, no creo en gente que pasa de moda, creo en gente que fue (y ojalá sigan siendo) inspiración para muchos.

He trabajado en otras escuelas y compañías: Madrid47, Scaena, Conservatorio Superior, Madrid Dance Center, Memory, Spazio Danza, Provisional Danza, Aracaladanza, Losdedae… y, sí, supongo que llevo el estilo y la escuela encima, bueno…no me ha ido nada mal, al contrario».