Profesora Invitada

Especialidades: Flying Low

BIOGRAFÍA

Lucia Marote (Costa Rica, 1980) empieza a bailar en Costa Rica y continúa su formación de danza contemporánea en el Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid, aprendiendo también de otros maestros como Francesc Bravo, Michelle Man, Mey-Ling Bisogno, David Zambrano y Guillermo Weickert.

También se adentra en el mundo de la improvisación y el contact-improvisation con varios maestros (Cristiane Boullosa, Katie Duck, Jörg Hassman, Shahar Dor, Kirstie Simson, Nina Martin, Karl Frost, entre otros).

Además de trabajar como intérprete, en el 2007 comienza su camino creativo con In-Fusión (junto con Paula Villarroel), seguida de otras piezas presentadas durante los últimos años, entre ellas El Pie, ganadora del primer premio del IV Certamen DeUnaPieza (2012) y del primer premio del Primer Festival de Comedia y Danza de Miraflores de la Sierra (2012), y seleccionada para participar en la 19 edición de Lucky Trimmer en Berlin (abril 2013).

Actualmente reside en Madrid y combina su trabajo pedagógico con el creativo y la constante investigación en torno al movimiento.

FLYING LOW

17 de febrero al 26 de marzo 2015

12 clases de 2h30m

Descripción:

Trabajamos la técnica Flying Low enfatizando en sus principios mecánicos básicos, a través de distintas frases coreografiadas que contienen su vocabulario. Cada día las frases son distintas, pero los principios básicos, el vocabulario es el mismo. Así lo vamos asimilando.

Principios técnicos y conceptos que se trabajan a través de las frases:

– Traer y enviar. Movimientos que salen del centro y llegan hasta el centro, pasando siempre a través de mí.

– Acercar el pecho a los muslos (“Mamá-bebé”), los brazos y codos al tronco y la cintura. Ir al limite de proyección hacia fuera y al límite de recoger hacia dentro.

– Continuidad en el movimiento, no cortar, sino atravesar y habitar cada momento y cada movimiento.

– Estado de alerta de las manos, su apoyo y apertura en el suelo y capacidad de generar direcciones y atravesar el espacio y nuestro propio cuerpo.

– Estado de alerta general de todo el cuerpo, mirando por donde voy, listo para reaccionar a cualquier situación.

– Entrar y salir del suelo de manera orgánica y efectiva.

– Los pies, dirección de los dedos y consciencia de cuándo relajarlos y cuándo activarlos.

– Trabajar con velocidad, crear el hábito de confianza en los reflejos y en nuestra capacidad de ir más lejos.

– Escucha y coordinación grupal y espacial.